domingo, 13 de noviembre de 2011

Doscientos veinticinco: La marca en el ganado

Golpes en la voz.
De pronto, estoy triste o enojada. No sé distinguir. Estoy herida. (Creo ser vulnerable) Estoy triste y enojada. Enojada conmigo.
He sido libre y me han hecho notar que mi libertad me separaba del resto.

No he podido volver a cantar.

Lentamente (sigilosa) me voy. No quiero que nadie me note esta vez.
Pero lloro.
Lloro la marca en el ganado.
No quiero que nadie me note esta vez.
Lentamente me voy. Soy distinta, pero quisiera ser armónica.
Me he ruborizado. La marca en el ganado.

Es que no quiero ser igual. Tampoco me sale, aunque a veces lo hubiese intentado.
Ya no me sale. Es un vicio personal: salirse de la órbita.
Share/Bookmark

1 comentarios:

enpajaroraiz dijo...

¡Es un vicio personal salirse de la órbita! Su-bli-me.

Publicar un comentario