viernes, 4 de noviembre de 2011

Doscientos diecisiete: Sinapsis de pedaleo

Te paso a buscar pasadas las ocho y media. Salgo con la bici linda, tengo las calzas y el cansancio, pero aún las ganas.
Vamos por la circunvalación. La circunvalación nos lleva sola. No sé si mis piernas o mis neuronas van más rápido, pero tus piernas y tus neuronas van a la par como en espejo. Y si dibujara un lápiz nuestras ideas sobre la cabeza, eso sería tranquilamente un árbol hacia lo infinito, pues quién sabe lo que sería nuestro diálogo si los músculos nos hicieran el aguante.
No podemos parar. Pero nuestros cuerpos, lentamente, se quieren ir a sus respectivas camas. Y nos llevan. Y damos tres vueltas a la manzana, a la misma manzana -la que está frente a tu casa-, para redondear las ideas. Mientras un grupo de pibes meta chupi la cerveza (se extrañan).
Vos mirás la hora. La hora no se mira. Han pasado dos. Es increíble, hemos transitado kilómetros de palabras. Como si nada. Como si nada.
Share/Bookmark

1 comentarios:

Ivana dijo...

Tiernísima.

Publicar un comentario